Cóctel en bocanadas

El humo cambia
desciende hasta la cresta
de tus pechos,
merodea certezas
con palabras de fuego
en plena superficie.

Los pezones se erizan mellizos
sobre torso y vientre
se vuelven versos,
traspiran íntimos
en la brisa
de una noche excitada.

La mesa es la atmósfera,
tu piel el escenario,
el deseo es la metáfora
que susurra caricias
en el embrujo
de un sitio jugoso.

Un beso se desliza
ebrio, por tu piel
una mirada
para nombrar el tiempo,
un suspiro
para henchirlo
de nuestra presencia
un instante
para caer en el plumaje
de los besos erectos.

Ansiedad efervescente
minutos que amenazan
con destellos a la madrugada
sueños bautizados
de inocente pecado
en el nombre del futuro,
del apetito de tus ojos
y del fruto que incendia
la entraña.

Anuncios

Acerca de zaraceno

Rafael Torres. Intentar escribir, aunque a veces falten las fuerzas, a pesar de ser seres sujetos al tiempo y al espacio, a un aquí y ahora; cómo quien sube a una hoguera y surge después en cuclillas, al borde de las circunstancias, con el llanto guardado muy adentro, con el muro que confunde y te desarma, recogiendo la sangre del camino. Con ilusiones en los bolsillos y sonrisas en la billetera, con el alma desnuda y un cañón apuntándote a la cabeza. Ver todas las entradas de zaraceno

One response to “Cóctel en bocanadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: