El alba devastada

Hay días para una taza humeante
para echarte de menos en lo alto de un texto,
para asombrarse de los espacios fríos con palabras que ya no abrigan,
para los diálogos que arden y a la vez congelan.
para los saludos sin manos que enmudecen y no sujetan nada
para ver lo que hemos sido mientras el café se enfría
para armar planetas que se desmoronan.

Anuncios

Acerca de zaraceno

Rafael Torres. Intentar escribir, aunque a veces falten las fuerzas, a pesar de ser seres sujetos al tiempo y al espacio, a un aquí y ahora; cómo quien sube a una hoguera y surge después en cuclillas, al borde de las circunstancias, con el llanto guardado muy adentro, con el muro que confunde y te desarma, recogiendo la sangre del camino. Con ilusiones en los bolsillos y sonrisas en la billetera, con el alma desnuda y un cañón apuntándote a la cabeza. Ver todas las entradas de zaraceno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: